Análisis del Diario

miércoles, 6 de octubre de 2021

El Recuerdo de la transformación de la 4T. Fragmentos del Epílogo “Palabras Cholultecas”. Palabras a Karina.

  

El Recuerdo de la transformación de la 4T

 

 

Fragmentos del Epílogo “Palabras Cholultecas”. Palabras a Karina.

 

 

 

 

Fernando Sandoval

 

 

Estamos en la recta final, no hay vuelta de hoja, estos 3 años se pasaron rápido y hubo mucho de qué hablar, pero sobre todo de reflexionar en tantos días, lo mucho que se hizo y lo mucho que faltó por hacer.

 

Hay que señalar, que el pueblo jamás estará conforme, esa es una realidad. A nadie se le ha dado gusto, para algunos fue lo mejor, pero para otros, fue una administración en donde no se les reconoció su trabajo, aún con tantas recomendaciones desde el 2018.

 

En verdad gracias, por tantos recuerdos, por tantos momentos gratos.  Por hacer volar grandes proyectos, algunos concluidos, otros verdaderamente frustrados. La vida nos ha enseñado, que el tiempo es corto y se tarda más en pensar en tantos rencores, entre tantas vanidades, que, con esta pandemia, hoy estamos, mañana no.

 

Gracias, por tantos programas que anteriormente no se daban cómo se hicieron en esta administración, hay que reconocerlo, miles de despensas llegaron a los hogares de muchos, aún sin importar sí eran de un partido, de una creencia, de un género, o de otros municipios. Hay que reconocer que Karina Pérez Popoca dio a muchos, pero para algunos, el orgullo pudo más, y mandaban por alimentos a la casa de día, donde por cierto, gracias a las gestiones, se hizo posible que el proyecto se extendiera en la Colonia Lázaro Cárdenas y muchas mas. Alimentación a quienes perdieron todo durante la pandemia.

 

Gracias, porque en verdad, se miró, también, a otros ojos, que nunca habían tenido esa oportunidad en una época de incertidumbre laboral, de salud y de muerte. Es importante también resaltar, que faltó mucho, pero cómo se ha sostenido, ni el tiempo alcanza ni el dinero sobra. Lo más inverosímil es que los grandes amigos, ya partieron, y los que están vivos, ya cambiaron de partidos, irónicamente otros, hasta de sexo.

 

Después del 15, seguiremos siendo humanos, vecinos, ciudadanos, con ilusiones, con deseos y con pasiones.  Aún, con tantos, sin sabores y desconfianzas, se puede hacer un balance de los grandes logros, porque fueron muchos, y algunos no fueron contados, mas bien, muchos no se supieron difundir.

 

Que, en estos días, la gobernanza que siempre existió y que la bondad que verdaderamente se pregonó, sirva para cerrar ciclos, no porque se termina una vida, sino porque comienzan nuevos proyectos de vida, de trabajo, de deseos y grandes estudios, para engrandecer, no sólo un municipio donde muchos sólo han visto, prebendas personales.  Qué sirva para entender, que nada es personal, no toda será beneplácito para todos, pero también mediante los códigos de ética, que los medios sirvan, también, para guardar el silencio de las historias no contadas. Los intereses de las mayorías prevalecerán siempre ante los deseos personales de algunos cuantos.

 

El trabajo, la dedicación y la gratitud, será el mayor precepto de la presente administración.

 

También, gracias a aquellos amigos y personajes nunca nombrados, por hacer el trabajo más fino, más metodológico y mas profesional, pero sobre todo a aquel  que buscó durante toda esta gestión de tres años, salvaguardar el estado de derecho, la paz social y el beneficio de las mayorías, recordando siempre y enalteciendo, los logros y las deficiencias, porque sin ellos no existirían los enlaces de comunicación para aminorar las coyunturas, para proteger al líder, leal como un Azteca.  “Bendecido Amigo”.

 

Gracias, porque ante tanta violencia e inseguridad como en tantos municipios de toda la República Mexicana, apoyaron resarcir los daños de robos de bicicletas.  Con gestos nobles en el día del padre. Reconocer que nunca se hizo en muchas administraciones, así.  También, por solucionar gestiones que para la población eran urgentes.  Por apoyar con tanques de oxígeno para aquellos que sufrieron del virus mundial, aparatos para discapacidad y estímulos al campo y a las microempresas.

 

Gracias, porque llevaron alimento a los hospitales, como el del Niño Poblano y otros tantos más, al servicio de la población que más lo necesitaban, sin importar qué familiares y pacientes, no fueran De San Andrés Cholula. Un gran ejemplo, para muchos municipios, pero, sobre todo, para aquellos que buscan y pretenden obtener cargos de elección popular y serán servidores públicos.

 

Gracias por la recuperación de los terrenos del parque de las 7 Culturas, porque siempre es y será de los sanandreseños.

 

Que estas líneas sirvan para valorar en estos tiempos, lo que hacemos, lo que amamos para convertir las ideas en un conjunto de palabras y frases, llenas de valores, tiempos y espacios.

 

Que todos estos manuscritos no solo definan conceptos como el amor y la amistad o la resiliencia, que los actos demuestren esa ayuda en el momento y en el tiempo preciso, siendo aun, funcionario o ya no siéndolo.

 

Que, en este tiempo, se haya mejorado el aprendizaje de amar y a respetar, porque nadie nace sabiendo.  Reconocer, que esta vida es tan pasajera y valorar verdaderamente lo que sembramos, lo que construimos y lo que dejaremos.

 

Trabajos que sirvieron para transformar en su tiempo y en su momento.

 

Para muchos, el recuerdo será lo único vivido, más la historia dará cuentas de nuestras palabras, de nuestros hechos y de quienes seguirán en un proyecto, como no recordarlo, esta escrito.

 

Lo mas difícil, es cuando se ha llegado a su fin, sin embargo, existirán lazos que unirán mas, pero otros deberán ser cortados y liberar todo lo encadenado.

 

Entre el perdón y el olvido, solo se encuentran los frutos sembrados, a lo largo de esta vida, seguramente, lloverá mucho y no toda la siembra será buena cosecha.

 

Son tiempos de recolectar los más grandes y los mas chicos.

 

Los más preciados, los mas dulces, los mejores y dejar los amargos para los desencantos, entre vinos y amigos que fueron de paso, que dejaron desilusiones sin fundamento y por malentendidos.

 

Que, tras la partida de este viaje, miremos que, así como llegamos, nos vamos.

 

Con un pequeño puñado de amigos, que nunca fueron valorados y se encuentran siempre, en la fe y en la esperanza, de un nuevo día.

 

Son también, tiempos de agradecer y dar la mano, aquellos que llamamos, amigos, aun, que hayan sido de paso.

 

Las letras viven, renacen y se trasforman.

 

Finalmente gracias porque en 3 años, hicieron pensar en utilizar los tiempos para acrecentar no solamente las críticas, sino también, las propuestas para un municipio que quiere mejorar y  que tiene sed de Justicia, de empleo, de vivienda, de salud y de progreso.

 

Que los legados, dejen huella y dejen historia.

 

 Con afecto y admiración.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

UDLAP

  Para empresas es indispensable egresados con conocimientos, competencias específicas y cualidades personales    Cholula, Puebla, a 11 de e...